Internet es una realidad presente en todas las facetas de nuestra vida. Sin duda ha contribuido cada día a construir un mundo más cómodo y avanzado, pero también ha sufrido la evolución de un mundo oscuro en su interior. Anualmente se cometen miles de delitos informáticos, que afectan a cualquier persona y vulneran sus derechos de forma sistemática. Delitos como el robo de identidad, por el cual el delincuente usurpa la información personal de su víctima, para obtener su propio beneficio económico. O el acoso cibernético, sea o no sexual, la pornografía infantil, el más repugnante de esos delitos y el spam, correo no deseado que todos sufrimos y al que unos pocos sacan beneficio.

La informática forense es un conjunto de métodos de investigación y análisis para reunir y conservar evidencias o pruebas de delito encontradas en dispositivos informáticos. Así, este material puede ser presentado ante un tribunal de justicia. El perito judicial informático copia y bloquea el contenido original para no dañarlo y hace su trabajo con una copia digital. Se examina, buscando carpetas o espacios ocultos, archivos cifrados o eliminados, cualquier evidencia que, verificada con el original, pueda ser presentada en un proceso jurisdiccional.

Lamacoba APM es una empresa nacida hace casi 20 años en el mundo de las nuevas tecnologías, para la formación, mantenimiento y reparación de sistemas informáticos. Desde ese amplio conocimiento y experiencia profesional, la empresa extiende sus servicios hasta la función del perito judicial informático , con una trayectoria amplia reconocida con su presencia en los principales juzgados de España.

La labor de Lamacoba APM se distingue en su larga trayectoria por la profesionalidad en cada paso del proceso, la independencia, credibilidad de sus informes periciales, fiabilidad de sus conclusiones, eficacia de sus actuaciones y cercanía con el cliente.

El análisis de datos forenses pretende determinar los hechos de manera eficiente. Más allá de la investigación, la informática forense incluye el aseguramiento de pruebas admisibles en un tribunal, una información pertinente al caso y pruebas vinculadas en su conjunto para probarlo. En definitiva, preparar pruebas de apoyo en litigios, incluyendo la deposición y testimonio de testigos expertos.

Cumpliendo esas funciones, Lamacoba APM prepara a la empresa para un análisis forense informático, defiende las pruebas o informes a presentar en la sala y custodia las pruebas tecnológicas ligadas al caso. Además, actúa en todos los órdenes jurisdiccionales, tanto laboral, como mercantil-civil y penal.