1.- Hay que tener en cuenta que es importante configurar correctamente las distintas opciones de seguridad y de privacidad que las diferentes redes sociales tienen para proteger la intimidad, privacidad y seguridad de los usuarios. Conocer cómo funcionan y cuáles son las limitaciones de esas configuraciones de privacidad y seguridad y los efectos posibles efectos de una configuración incorrecta. Resulta fundamental contar con una investigacion informatica adecuada, para proteger nuestra privacidad. Al configurar bien las cuentas se obtiene una mayor privacidad de los datos. Con este acto, se consigue que no todas las personas tengan acceso a los datos que no queramos compartir. Para que nuestros contenidos lleguen solo a las personas a las que queramos enviar el mensaje.
2.- Usar una buena contraseña, es fundamental para proteger nuestra la privacidad y seguridad de nuestra cuenta en una red social. Solemos poner contraseñas demasiado fáciles de recodar. Lo mejor es una combinación de letras y números y cambiar de contraseña muy a menudo. Es lo mejor para protegernos de los que se dedican a espiar las cuentas desprotegidas para robar datos de las cuentas de los usuarios de las redes sociales.
3.- Tenemos que ser selectivos con quienes aceptemos como amigos. No todos los usuarios van con buenas intenciones, por eso tanto en tus contactos particulares como en los que te relacionas para hacer negocios, es muy importante que estemos seguros de a quienes aceptamos como amigos en las redes sociales. Es bastante habitual que nos lleguen solicitudes de amistad de personas que quieren que les aceptemos. En estos casos lo recomendable es que averigues primero, quien es esa persona, a que se dedica. Esta información la podemos obtener entrando en su biografía o viendo los contenidos que publica en su muro . Cuidado con las personas camufladas en un logo.
4.- Hay que tener muy claro que nunca debemos poner datos en las redes sociales que sean valiosos, para nuestra mejor seguridad y privacidad, como por ejemplo, nuestra fecha de nacimiento, domicilio o e-mail. Lo tendremos en cuenta si no queremos que utilicen nuestros datos personales, para fines inmorales o ilícitos. Tenemos que ser el primer filtro para preservar nuestra intimidad.
5.- Es importante que mantengamos una actitud proactiva en las redes sociales, para protegernos de las personas que aportan datos nuestros, en especial los adolescentes con sus comportamientos, por desgracia, inconscientes, negligentes, compulsivos e incluso temerario, por medio de actos concretos, como son: informar a los demás usuarios sobre nuestra opinión al respecto; supervisar lo que otros publican sobre nosotros; y, ejercer nuestro derecho a que sean eliminados.